DOLOR DE CADERA EN EL PACIENTE JOVEN

DOLOR DE CADERA EN EL PACIENTE JOVEN

Parece que con el tiempo estuviéramos ante la presencia de nuevas enfermedades de la cadera, dolencias que hasta no hace muchos años podrían pasar algunas de manera desapercibida y otras simplemente de manera infravalorada.

Desde tempranas fases de la gestación, en la cadera como en otras partes del cuerpo, se están sucediendo una serie de eventos, que están llevando consigo unos cambios, que según la cronología y orden como se produzcan van a tener repercusión en la cadera más adelante, por tanto, debemos dar importancia a las diferentes manifestaciones o síntomas que se den desde el nacimiento.

Con la implementación y desarrollo de numerosas técnicas de diagnóstico por imágen , entre ellas algunas inocuas y nada invasivas como la Ecografía podemos asegurarnos desde muy temprana edad que la anatomía y congruencia de la articulación de la cadera cumple unos parámetros normales, tanto de manera estática como dinámica, lo cual ya nos da un margen de tranquilidad importante durante un gran tiempo de su infancia ,adolescencia, adulto joven, a menos que se manifiesten en estas épocas síntomas perfectamente apreciados como extraños, como son el dolor, trastornos de la marcha, cojeras o incapacidades posturales, las cuales deben ser motivo de consulta con el especialista.

Es así como desde hace ya algunos años, no solo hablamos del tratamiento de la artrosis como enfermedad de la cadera ya establecida con sus secuelas, incluso en pacientes jóvenes, si no que además hablamos y cobra cada vez más importancia el diagnóstico precoz de posibles alteraciones de la cadera en el adulto joven, las cuales podemos tratar y así intentar evitar que lleguen a una artrosis,que no responde siempre a los tratamientos médicos conservadores y que entonces solo le queda ser reemplazada en el quirófano por una prótesis de cadera, que en el paciente anciano parece una sabia solución pero en el adulto joven nos resistimos a aceptar.

La diversidad de estudios de diagnóstico por imágen algunas hasta en 3D y poco o nada invasivas, desde los Rx, Ecografias, TAC, RMN, y combinaciones con procedimientos minimamente invasivos como la Artro RMN, Artro TAC nos permiten de manera muy precisa visualizar y asi planificar la mas adecuada técnica quirúrgica que nos lleve a su corrección.Asi mismo las modalidades de tratamiento por artroscopia y otras técnicas en la articulación de la cadera nos permiten ver y corregir una gran cantidad de patologías de manera mínimamente invasivas con una recuperación a corto y largo plazo satisfactorias.

Por lo cual tenemos entonces los especialistas, la responsabilidad de encaminar nuestro entrenamiento en dos claros sentidos, el de diagnóstico y el de tratamiento. El primero hacia la minuciosa exploración y la mejor realización e interpretación de nuevas imágenes diagnósticas y el segundo en la profundización y depuración de nuevas técnicas quirúrgicas que nos permitan acceder a estas patologías de caderas jóvenes que siempre han existido y que ahora podemos intervenir.

DAVID BAYONA LUNA (CIRUGÍA ORTOPEDICA Y TRAUMATOLOGIA)

Facebook